Los tres consejos matemáticamente románticos de Hannah Fry

Una pareja discutiendo, atrapados en una espiral de negatividad y balanceándose al borde del divorcio es el equivalente matemático del principio de una guerra nuclear.

La doctora Hannah Fry se dedica a estudiar, medir y predecir matemáticamente patrones en el comportamiento humano. También se dedica a predicar la maravillosa (y poco popular) naturaleza de las matemáticas, ofreciendo pláticas en bares, escuelas y teatros.

Es ella la que nos trae tres consejos matemáticos sobre cómo triunfar en el amor. Nadie está diciendo que necesites ayuda en el ámbito romántico. Sólo estamos diciendo que tal vez en algún momento te podrían llegar a ser útiles.

 

1.- Cómo triunfar en aplicaciones de citas en línea

Basándose en las observaciones de una página en el Reino Unido para conocer personas en línea, Fry nos revela que las personas más atractivas no siempre son las más populares. Ser feo podría ser una ventaja en esta ocasión. ¿Por qué? Resulta que si tienes algún atributo que no sea considerado estrictamente atractivo, te vuelves, por así decirlo, menos intimidante. En otras palabras, nuestro proceso mental es: “¿Para qué le mando mensaje a este supermodelo? Seguro ya le mandan muchos y a mí ni me va a ser caso.” En cambio cuando te ven a ti, ven a alguien “simpático” al que seguro no le mandan nada. Boom: éxito amoroso.

Así que el consejo de Hannah Fry para estos casos es: no escondas los rasgos que crees son poco atractivos. Si eres calvo, o aún no bajas la cena de navidad del 2004, úsalo a tu favor.

 

2.- Cómo encontrar a la persona perfecta para casarte

Imagina que empezaste a tener citas a los dieciocho años, y que quieres haberte casado a los veintiocho. Ese periodo de diez años es tu ventana para tener citas. Una regla matemática dicta que debes rechazar a todas las personas con las que salgas dentro del primer 37% de esa ventana. Después de ese punto, debes casarte con la primera persona que te guste más (o que consideres mejor) que todas las anteriores hasta ese momento. Esa será tu pareja óptima.

Sin embargo, Fry advierte que seguir esta regla viene con ciertos riesgos. Por ejemplo, puede que salgas con una persona que te guste muchísimo durante el primer 37% de tu ventana para tener citas. Según esta regla, tendrías que rechazar otra persona, y en caso de que después no encuentres a alguien que te guste más, tendrás que morir solo.

 

3.- Cómo evitar el divorcio

Un psicólogo llamado John Gottman utilizó matemáticas para intentar predecir cuando una pareja casada se iba a divorciar. Encontró una par de ecuaciones que toman en cuenta el humor de marido y mujer, juntos y por separado, y la influencia que tienen sobre el otro. De esta forma, logró predecir con un 90% de éxito cuando una pareja se iba a divorciar. Curiosamente, estas ecuaciones también se pueden usar para predecir el comportamiento de dos países que se están preparando para una guerra nuclear.

Resulta que el factor decisivo son las peleas. Tal vez uno podría creer que las parejas destinadas al éxito son aquellas que no discuten, y que son capaces de dejar pasar las pequeñas cosas que les molestan. Sin embargo, lo que Gottman encontró es que las parejas más exitosas son las que discuten y trabajan en todo lo que les molesta, tratando de siempre arreglar la relación. En otras palabras, el secreto para la felicidad amorosa es nunca irse a dormir enojados.

 

Así que ahí lo tienes. Ya ni ser feo es excusa para estar soltero.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *